También le dará excelente sabor a tus comidas

¿Te animas a preparar marinadas para tus comidas con el té como ingrediente? Pues entonces no te vayas a perder estas recetas, que te van a venir muy bien para darle un toque distintivo a tus platos.

MARINADA CON TE VERDE Y JENGIBRE

Prepara una buena taza de té verde ligero, bien herbal y de sabor marcado. Añade una cucharada de jengibre rallado, el zumo de un limón, la piel del mismo en trozos y también un poco de coriandro en semillas molido, además de un chorro de aceite de oliva y sal. Esta mezcla será perfecta para que marines una pechuga de pollo o algún pescado, tanto para hacer a la plancha, al horno o parrilla.

MARINADA CON TE ROJO Y KETCHUP

Prepara un té rojo, con una taza estará bien, y colócala en un recipiente. Añade tres buenas cucharadas de ketchup o catsup, dos cucharadas de azúcar mascabado o miel, dos o tres cucharadas de salsa de soja, ajo rallado, sal, aceite de oliva y un chorrito de vinagre balsámico. Es ideal para marinar preparaciones agridulces como cerdo. Vegetarianos, prueben usando esta marinada con tofu, que luego cocinarán a la plancha o a la parrilla. 

Si quieres animarte a usar el té molido como especia, no temas. Por ejemplo, algunas virutas molidas de lapsang souchong pueden ir muy bien para incluir en mezclas de condimentos de tendencia ahumado y fuerte. O un té rojo bien terroso en un mix para condimentar pasteleria. Es cuestión de despertar la imaginación y dejarse llevar por la magia del té.