Sabías que el Oolong (también llamado Té Azul), es un tipo de Té entre el verde y el negro? Esto se debe a su oxidación que le da un característico tono azulado. Su sabor es más parecido al té verde que al negro: no tiene el aroma dulce y rosáceo del té negro ni las fuertes notas herbales que caracterizan al té verde.
Entre las distintas variedades hay una especial que posee aroma a leche, (sin el agregado de la misma).
Los Oolong deben prepararse con agua a entre 82 y 88º y dejarlos macerar entre 3 a 4 minutos. El Oolong de alta calidad puede prepararse varias veces a partir de las mismas hojas y, a diferencia de otros Tés, mejora con cada nuevo uso. Es frecuente cocer las mismas hojas de 3 a 5 veces, siendo normalmente la tercera o cuarta las mejores. 

Entre las variedades de Oolong podemos citar: 

Té de acantilado Wuji de la provincia de Fujian (China). Da Hong Pao, Shui Jin Gui, Tie Luohan, Bai Ji Guan (un Té claro con hojas amarillentas), Rou Gui (un Té oscuro con aroma picante), Tie Guan Yin (uno de los Tés más famosos y populares de China).