"Promover la cultura del Té, es algo que tengo arraigado desde mis comienzos como Tea Sommelier. Explicarle a cada persona lo beneficiosa para la salud que resulta esta bebida, la segunda más consumida del mundo, es además de una obligación, un verdadero placer." 

Tailandia

En el año 2014 tuve la oportunidad de recorrer Bangkok, la capital Tailandesa como así también Chiang Mai, Chiang Rai y finalmente la Isla de Phuket en el sur del país. El mercado flotante es uno de los imperdibles lugares de Bangkok, donde se puede ver como los locales compran y venden todo tipo de bienes, aunque mayoritariamente comida y Té. 

La cantidad de sabores, perfumes, aromas y texturas de este país asiático realmente es enorme. Su variedad de Tés (incipiente industria que está pegando fuerte en el mundo) principalmente como productor de Tés verdes y algunos Oolongs. Fragancias exquisitas y nuevos varietales de un lugar inusual del mundo.

CHINA

El 2015 fue un gran año para mí, en lo que al descubrimiento del Té se refiere. No fue casual haber llegado a la "Cuna del Té". Sí Tailandia me sorprendió, China simplemente me cautivó y deslumbró al mismo tiempo. 

En los lugares recorridos Beijing, su capital, Shangai, Xien, Guangdong, Cantón y finalmente Hong Kong, pude vislumbrar lo avanzados que están en el procesamiento, producción y venta de la Camellia Sinensis. Miles de puestos y negocios dedicados exclusivamente al Té, su vajilla y los accesorios más originales con ese toque "chino" tan característico. 

Un capítulo aparte merece el Mercado de Té Guangdong, el cual impresiona por la cantidad y calidad de variedades de Tés. Para todos los gustos. A granel, empaquetado, con sabores impensados y vajilla a la altura de este imperio asiático, enigmático y a la vez accesible a todo aquel que se permite descubrirlo.

Argentina

En 2017 visité los campos de Té en la Provincia de Corrientes. Un impactante escenario en donde se puede apreciar la cosecha industrial de la Camellia Sinensis variedad Assamica. 

Contemplar todo el proceso productivo desde el almácigo, pasando por las plantaciones, cosechas, procesos productivos, clasificación, y finalmente envasado y distribución fue una experiencia única ya que en pocas fábricas mundiales se da el proceso completo. El inigualable "terroir" sudamericano de nuestro país le confiere un carácter único al Té más austral del mundo como así también queda plasmada la impronta y el expertise de nuestra gente. Sumado al clima, exuberante flora y fauna, y esa tierra roja repleta de minerales y hierro consuman aún más este regalo a los sentidos.

Sin dudas una importante pieza del rompecabezas mundial y un lugar soñado para volver una y otra vez a revivir la magia del Té. 

Nuestra Marca

Hace mucho cuando empecé a saciar mi sed de aprendizaje en torno a la Camellia Sinensis, me percaté de la falta en el mercado de algo distinto, con otro envase, más práctico, al alcance de todos, más simple para trasladar, minimalista, y para todas las edades. Derribando uno a uno los mitos que al Té acompañan: "No lo bebo porque es para gente mayor, o es solo para enfermos (que lo bautizan con limón), o porque es demasiado caluroso para el verano"...

Así nació Teabet. “Un sueño que hoy es realidad. Sumamos a todo el caudal de beneficios que el Té posee, un ‘upgrade’ al Siglo XXI. Queríamos respetar las tradiciones a la vez de patear el tablero con el imaginario colectivo, que dictaba al Té como bebida de un grupo de gente y solo para las Five O’Clock…”.

La idea de Teabet es beber un Té de calidad, en hebras y destacados Blends de autor, haciendo de la experiencia algo único, exclusivo. Y no por el precio o el "glamour" sino en total consonancia con la salud, el respeto al medio ambiente y el aprendizaje que tiene que estar de la mano en cada caja de Té. Beber uno de nuestros Tés es mucho más que simplemente eso. Es una total experiencia sensorial de aromas, texturas, sabores y placer, creando un momento mágico de relax y bienestar. No en vano nuestro slogan es "Explora tus sentidos".